Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


LECCIÓN 11 



¡Mordedura de lerpienfe! 



1^ 



Referencias: 

Números 21 :4-9; 

Patriarcas y profetas, 

págs. 455-459. 



VE 



Versículo para 
memorizar: 

Tengan fe en Dios'' 
(Marcos 11:22). 



U / Objetivos: 

rP / Los alumnos: 

° Sabrán que tener fe 

en Dios significa 

creer y confiar en él. 

Se sentirán agradecidos 

porque Jesús nos sana del 

pecado a través de nuestra fe. 

Responderán ejercitando 

su fe al confiar en Dios 

en su vida diaria. 



t> 



Mensaje: 

Adoramos a Dios 
cuando tenemos fe en él. 



Tema del mes 

Adoramos a Dios cuando le obedecemos. 

Resumen de la lección 

Nuevamente los israelitas se están quejando y murmuran- 
do. No les gusta el desierto. No les gusta el maná. Así que Dios 
les retira su protección. Hay muchas serpientes en el desierto 
que comienzan a morder a los israelitas, matándolos. La gente 
se arrepiente de sus murmuraciones y quejas acerca de cosas 
sin importancia. Siguiendo las instrucciones de Dios, Moisés 
hace una serpiente de bronce, la coloca en un palo y la levan- 
ta delante del pueblo. Cualquiera que es mordido por una ser- 
piente y mira a la serpiente de bronce, se sana. Muchos alzan 
la vista para mirarla, pero algunos no tienen fe y no miran. 

Esta es una lección acerca de la adoración 

Cuando creemos que Dios cuidará de nosotros cada día, 
cuando sabemos que él tiene el poder y el deseo de salvarnos, 
estamos demostrando nuestra fe. El mostrarle a Dios que tene- 
mos fe en él es una forma de adorarlo. 

Para el maestro 

Hay aproximadamente 35 clases de serpientes en 
Palestina, algunas de las cuales son extremadamente veneno- 
sas. Las serpientes viven entre las piedras o rocas, o en las are- 
nas del desierto. Algunas buscan las áreas húmedas, tales 
como las áreas en torno a los pozos. Se temía a las serpientes 
por su veneno y frecuentemente se les representaba como los 
instrumentos de la ira de Dios. (Para más información ver el 
Diccionario bíblico adventista, pág. 1083). 

Tas serpientes venenosas que pululaban en el desierto 
eran llamadas serpientes ardientes a causa de los terribles 
efectos de su mordedura, pues producían una inflamación vio- 
lenta y la muerte al poco rato. Cuando la mano protectora de 
Dios se apartó de Israel, muchísimas personas fueron atacadas 
por estos reptiles venenosos'' (Patriarcas y profetas, pág. 456). 

''Muchos habían muerto ya, y cuando Moisés hizo levantar 
la serpiente en un poste, hubo quienes se negaron a creer que 
con solo mirar aquella imagen metálica se iban a curar. Estos 
perecieron en la incredulidad. No obstante, hubo muchos que 
tuvieron fe en lo provisto por Dios". (Patriarcas y profetas, pág. 
457). 



90 LECCIÓN ONCE 



ADORACIÓN 



"El alzamiento de la serpiente de bronce tenía por objeto enseñar una lección importante a los 
israelitas. No podían salvarse del efecto fatal del veneno que había en sus heridas. Solamente Dios 
podía curarlos. Se les pedía, sin embargo, que demostraran su fe en lo provisto por Dios... Su fe era lo 
aceptable para Dios, y la demostraban mirando la serpiente. Sabían que no había virtud en la serpiente 
misma, sino que era un símbolo de Cristo; y se les inculcaba así la necesidad de tener fe en los méritos 
de ér' (Ibíd.). 

Decoración del aula 

Ver la lección n° 10. 



Deiarrollo del programa 



Sección 

Bienvenida 



Minutos 



Actividades 



o 



permanente Reciba a los alumnos 
a la entrada. Escuche 
sus problemas o motivos 
de gozo 



Materiales necesarios 

Ninguno 



Actividades 
preliminares 




hasta 10 A. Dibujando instrucciones Papel, lápices, lámina u objeto 

B. Moneda llorona Moneda grande, pañuelo desechable, 

agua 



Oración y alabanza hasta 10 



O 



o 



Compañerismo 


Ninguno 


Cantos 


Ver pág 93 


Misiones 


Folleto Misión para niños 


Ofrenda 


Canasta u otro recipiente 


Oración 


Ninguno 



Estudio de la Biblia 



Aplicando la 
lección 



Compartiendo la 
lección 



hasta 20 Experimentando la Poste, serpiente de juguete o lámina 

historia de serpiente 

Versículo para memorlzar Pizarrón o pizarra metálica, tiza o 

marcador, bolsita con granos 
Estudio de la Biblia Biblias 

hasta 15 A Situaciones Ninguno 

B. Exaltando a Jesús a Papel, lápices de colores 
través de la testificación 

hasta 15 Serpientes de plastilina Palitos de madera, hilo o alambre 

forrado (para cerrar bolsas), plastilina 



En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto 



LECCIÓN ONCE 91 



ENSENANDO lA LECCIÓN 



Necesita: 

• papel 

• lápices 

• lámina de 
objeto (véase 
la actividad) 



Bienvenida 

Dé la bienvenida a sus alumnos en la puerta de entrada. Pregúnteles cómo 
han pasado la semana, qué cosas buenas les sucedieron o qué problemas enfren- 
taron. Escúchelos repetir el versículo para memorizar de la semana pasada y aní- 
melos a contar una experiencia de su estudio de la lección de la semana pasada. 
Comiencen con la actividad preliminar que usted haya elegido. 



o 



Actividadei preliminaref 

Seleccione la actividad o actividades más apropiadas para su situación. 



A. Dibujando instrucciones 

Pida a sus alumnos que sigan sus instrucciones para dibujar. Tome la lámina 
(no se la muestre a sus alumnos) de un objeto (carro, casa, barco, etc.) y trate de 
describirla. Para hacerlo deliberadamente más confuso, descríbalo tan técnicamen- 
te como sea posible. 

Para reflexionar 

Pregunte a los alumnos y espere la respuesta: ¿Siguieron mis instrucciones? 
Vamos a ver lo que hicieron. Pida a sus alumnos que le muestren sus dibujos y 
luego enséñeles usted la lámina. ¿Se parecen sus dibujos a la cosa que les esta- 
ba describiendo? ¿Piensan que la dibujarían mejor copiando la lámina 
misma? ¿Piensan que les ayudaría si les enseño paso por paso? 

Esta actividad muestra lo que Dios estaba haciendo con los israelitas. Dios 
siempre trataba de darle a los israelitas ilustraciones de sí mismo, de su amor 
y de su plan para salvarlos del pecado. En nuestra historia de hoy les da una 
ilustración muy diferente a otras. Debían mostrar fe para creer y hacer lo que 
Dios les decía. Nuestro versículo para memorizar nos dice: 'Tengan fe en Dios' 
(Marcos 11:22). 

Nuestro mensaje de hoy es: 

ADORAMOS A DIOS CUANDO TENEMOS FE EN ÉL. 
Díganlo conmigo. 



q> 



Necesita: 




• moneda 


gran- 


de 




• pañuelo 


dese- 


chable 




• agua 





B. Moneda llorona 

Doble con anticipación un trozo del pañuelo desechable de manera que quede 
tan pequeño como para esconderlo detrás de la moneda al sostenerla frente a 
usted. Moje el trozo de pañuelo desechable de manera que no quede escurriendo, 
pero lo suficientemente húmedo para que cuando usted lo estruje por detrás de la 
moneda parezca que la moneda está llorando". Deje que sus alumnos respondan 
a lo siguiente: ¿Piensan que puedo hacer llorar a esta moneda? ¿Por qué? Haga 
lo descrito anteriormente de manera que caiga una gota de agua de la moneda. 

Para reflexionar 

Pregunte a los alumnos y espere la respuesta: Levanta la mano si dudan de 
que hice llorar a la moneda. ¿Por qué dudan de mí? ¿Por qué no tuvieron fe en 
mí? Nuestra historia bíblica de hoy trata acerca de los israelitas intentando 



92 LECCIÓN ONCE 



tener fe en Dios. Solamente tenían que hacer algo muy sencillo para sanar de algo muy 
doloroso. Pero algunos no tuvieron suficiente fe para creer. Nuestro versículo para memo- 
rizar dice: 'Tengan fe en Dios' (Marcos 11 :22). 
Nuestro mensaje de hoy es: 



u> 



ADORAMOS A DIOS CUANDO TENEMOS FE EN EL. 
Díganlo conmigo 




(T 



d- 






Oración y alabanza 




Compañerismo 

Si es apropiado informe los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alum- 
nos, según lo expresaron al entrar. Permita que sus alumnos comenten sus experiencias 
con el estudio de la lección de la semana pasada y repase el versículo para memorizar. 
Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales y logros de sus alumnos. Dé una 
cordial bienvenida a todos los visitantes. 



Cantos sugerentes 

Tor fe en Cristo el Redentor'' (Himnario adventista, n° 289). 
''Santo, santo, santo" (Himnario adventista, n° 70). 
"Alabemos al Señor" (Alabanzas infantiles, n° 2). 
"Al andar con Jesús" (Himnario adventista, n° 238). 
"Porque soy feliz" (Alabanzas infantiles, n° 58). 
"Entrega tu corazón" (Alabanzas infantiles, n° 37). 



Misiones 

Cuente una historia del folleto Misión para niños. Enfatice la obediencia a Dios en esa 
historia. 



Ofrenda 

Enfatice la idea de que las ofrendas para las misiones ayudan a 
los misioneros a enseñarles a los niños de todo el mundo el gozo de 
adorar a Dios. 



Necesita: 

• canasta u otro 
recipiente 



Oración 

Pida a sus alumnos que presenten sus pedidos de oración y mencione cada uno de 
ellos al orar. 



LECCIÓN ONCE 93 



o 



Necesita: 

• poste 

• serpiente de 
hule u otro 
material, o 
lámina de ser- 
piente 



Lección bíblicA 



Experimentando la historia 

Escenario: 

Diga a sus alumnos: Hay un animal 
que se retuerce y contorsiona y que a 
mucha gente no le gusta. Vive en el 
desierto. ¿Puedes adivinar cuál es? 

Muestre la serpiente de hule u otro material, 
o la lámina de serpiente. Es este. Cada vez 
que hoy diga la palabra 'serpiente ', deseo 
que cierren la mano, muevan el brazo 
como una serpiente y silben como ella. 
Pida a sus alumnos que lo practiquen varias 
veces. 



Lea o cuente la historia. 

¿Cuántos de ustedes conocen a alguien 
que tenga cuarenta años? (Cuarenta años! 
¡Eso es mucho tiempo! Imaginen que esa 
persona era un bebé cuando los israelitas 
comenzaron a vivir en carpas en el desierto. 
Y durante ese tiempo sus zapatos no se les 
gastaron; ni la ropa se les rompió, no se les 
hizo vieja; tenían alimento en abundancia y 
estaban protegidos del sol ardiente durante 
el día y del frío del desierto durante la 
noche. Y nunca vieron animales ponzoño- 
sos en ese desierto. ¿Sabes por qué? IPor la 
protección de Dios! 

¿Te parecería aburrido comer maná 
todos los días, vestir la misma ropa y los 
mismos zapatos y hacer la misma cosa 
(caminar sobre la arena) durante 40 años? 
Probablemente. IPero era mejor que ser 
esclavos! Sin embargo, los israelitas comen- 
zaron a quejarse. Dijeron en coro: 
-Llévanos de regreso a Egipto. ¿Pueden 
repetir esta frase? (Guíe a sus alumnos a repe- 
tirla una y otra vez.) 

Piensa en lo que estaban diciendo. 
Muchos de ellos no sabían nada acerca de 
Egipto. ¿Saben alguna cosa de la ciudad 
donde los adultos de su familia vivieron y 
crecieron? (Acepte respuestas.) Tal vez sepan 



un poco o tal vez nada. Pero ciertamente 
no saben qué es vivir allí, a menos que 
vivan allí ahora. Tal vez los padres israelitas 
no les contaron a sus hijos lo duro que era 
ser esclavo en Egipto. Tal vez sus padres 
sólo les contaron las buenas cosas de la 
vida en Egipto. Pero independientemente de 
cual haya sido la razón, esos quejosos pen- 
saban que vivir en Egipto era mucho mejor 
que vagar por el desierto. 

Moisés no sabía qué hacer. 

Vamos a imaginarnos que somos unos 
niños jugando en nuestra tienda. (Pida a sus 
alumnos que jueguen un juego de manos con 
un compañero. Cuando estén involucrados en el 
juego, diga de pronto:) IMiren allí! (Señale 
hacia un rincón del aula.) ¿Qué es eso? (Haga 
sonido o movimientos de serpiente.) Algo está 
deslizándose hacia nuestro campamento. 
¿Qué es? -¡Serpientes! (Haga sonido o movi- 
mientos de serpiente.) -grita tu mamá-. 
(Levántense! ILos van a morder y se mori- 
rán con el veneno! (Haga sonido o movimien- 
tos de serpiente.) 

-Pero nunca he visto una serpiente 
(Haga sonido o movimientos de serpiente.) 
-dices tú-. Durante cuarenta años no 
hemos visto una serpiente (haga sonido o 
movimientos de serpiente) en nuestro campa- 
mento. 

La serpiente (haga sonido o movimien- 
tos de serpiente) muerde a tu mamá. Ella 
grita y cae al suelo. Siente mucho dolor. Te 
preguntas si va a morir, o si va a sanar. 
Ahora la serpiente (haga sonido o movi- 
mientos de serpiente) está mordiendo a tu 
amigo. lOh, no, la serpiente (haga sonido o 
movimientos de serpiente) V\ene hacia ti! ¿Qué 
ha pasado? 

Dios ha quitado su protección para 
recordarnos cuan maravilloso ha sido su 
cuidado. 

Cierra los ojos e imagina serpientes 
(haga sonido o movimientos de serpiente) 
arrastrándose alrededor de tu carpa y den- 
tro de tu carpa, en tu propia cama. INo te 
las puedes quitar de encima! Son veneno- 



94 LECCIÓN ONCE 



sas. La gente se está muriendo. ¿Qué 
podemos hacer? 

Vamos a buscar a Moisés. Vamos a 
quedarnos juntos. -iiVIoisés! IMoisés! 

Moisés, dile a Dios que estamos arre- 
pentidos de no haber sido agradecidos. Dile 
que estamos arrepentidos por no adorarlo. 
iOra, Moisés! lOra! Pídele a Dios que nos 
proteja nuevamente de esas serpientes 
(haga sonido o movimientos de serpiente) 

Así que Moisés oró y Dios le dijo: -Haz 
una serpiente (haga sonido o movimientos de 
serpiente) de metal y colócala en un poste. 
Dile a la gente que cualquiera que fue mor- 
dido por la serpiente (haga sonido o movi- 
mientos de serpiente), puede mirar a la ser- 
piente (haga sonido o movimientos de serpien- 
te) de metal y vivir. 

Mamá se está quejando adolorida. 
Vamos a ayudar a Moisés con la serpiente 
(haga sonido o movimientos de serpiente) antes 
de que mamá se muera. Vamos a tomar la 
serpiente (haga sonido o movimientos de ser- 
piente) de Moisés y a colocarla en un poste. 
(hágalo, usando ¡os materiales necesarios) 
Ahora Moisés va a poner el poste sobre la 
arena. 

Apresurémonos a sacar a mamá afuera. 
Si cree en el poder de Dios y mira a la ser- 
piente (Haga sonido o movimientos de serpien- 
te.) de metal que hizo Moisés, vivirá. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la res- 
puesta: ¿Qué dijeron los israelitas en con- 
tra de Dios y de Moisés? ¿Por qué dijeron 
esas cosas? ¿Por qué permitió Dios que las 
serpientes mordieran a los israelitas? 
¿Cómo confesaron sus pecados los israeli- 
tas? ¿Qué le dijo Dios a Moisés que hiciera? 

¿Qué sucedía si alguien que fue mor- 
dido por una serpiente miraba a la ser- 
piente de metal en el poste? ¿Cómo se 
hubieran sentido si hubieran estado allí? 
¿Cómo reaccionarían al tener serpientes 
venenosas en sus casas? ¿Cómo se 
hubieran sentido si muere alguien de su 
familia? 

Imaginen que los ha mordido una 
serpiente. ¿Qué piensan de Dios? ¿Cómo 



se sienten al mirar a la serpiente de 
metal en el poste? ¿Qué pasaría con uste- 
des? ¿Cambiaría para siempre su actitud 
hacia Dios? 

¿Era la serpiente en el poste la que 
salvaba a la gente? (No.) ¿Qué la salvaba 
entonces? (La salvaba su fe en Dios. Creían 
que iban a curarse y se curaban.) ¿Qué 
aprendió la gente con esa experiencia? 
(Que si tenían fe en Dios, Dios los cuidaría; 
que Dios tenía el poder de sanarlos, pero 
que ellos debían tener fe en él; que él era el 
que había mantenido lejos las serpientes 
por mucho tiempo.) 

La gente tenía que mostrar su fe en 
Dios obedeciendo sus instrucciones. 
Debían confiar en Dios. Debían creer que 
Dios podía sanarlos. Estaban adorando a 
Dios al obedecerlo, al tener fe en él. 
Recordemos nuestro mensaje. Vamos a 
decirlo juntos nuevamente: 



t^ 



ADORAMOS A DIOS CUANDO 
TENEMOS FE EN ÉL. 



Versículo para memorizar 

Anote el versículo para memorizar 
donde todos puedan verlo. Léalo luego en 
voz alta. Tengan fe en Dios" (Marcos 
11:22). Pida a sus alumnos que lean el ver- 
sículo con usted y luego bórrelo. Lance la 
bolsita con granos a un alumno y pídale 
que diga la primera palabra del versículo. 
Ese alumno debe entonces lanzar la bolsita 
a un compañero, el cual dirá la segunda 
palabra y así sucesivamente. Deben tratar 
de lanzar la bolsita sin perder el ritmo del 
versículo. Continúe hasta que todos sepan 
el versículo. Repítanlo juntos. 

Estudio de la Biblia 

Diga a sus alumnos: ¿Sabían que la 
serpiente en el poste representaba algo? 
Vamos a ver qué dice la Biblia de eso. Pida 
a sus alumnos que busquen en su Biblia 
Juan 3:14 y 15 y Juan 12:32 y 33. Elija a 
dos alumnos para que lean los textos en 
voz alta. (Los adultos pueden ayudar si es 
necesario.) Comente el significado de los 
textos. 



Necesita: 

• pizarrón o 
pizarra metáli- 
ca 

• tiza o marca- 
dores 

• bolsita con 
granos 




LECCIÓN ONCE 95 



Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la res- 
puesta: ¿Saben ahora lo que representa- 
ban la serpiente y el poste? (Un tiempo en 
el futuro cuando Jesús moriría en la cruz por 
todos nosotros.) Sí, Jesús aplicó este inci- 
dente a su propia muerte. Quien nos sana 
de nuestro pecado es Jesús, levantado en 
la cruz '. Levantar o exaltar a Jesús en 
todo lo que hacemos significa vivir como 
él vivió y es parte de nuestra adoración a 
él. ¿Por qué piensan que Dios eligió ese 
símbolo? (Exaltar o levantar a Jesús, como 
fue levantada la serpiente en el desierto, 



nos sana del pecado.) ¿Cómo nos sana? 
(Nos da vida eterna. Cuando tenemos fe en 
Jesús, miramos hacia él y vivimos como él 
desea que vivamos. Nos sana de nuestros 
pecados.) Así que tenemos que tener fe en 
que Jesús nos sanará de nuestros peca- 
dos. Tenemos que mirar a Jesús. Cuando 
tenemos fe en Jesús, lo estamos adoran- 
do. Eso nos recuerda nuestro mensaje de 
hoy. Vamos a repetirlo juntos nuevamen- 
te: 

I — \ ADORAMOS A DIOS CUANDO 
V — y/ TENEMOS FE EN ÉL. 



o 



Aplicando la 
lección 



A. Situaciones 

Después de leer cada situación pre- 
gunte a sus alumnos de qué manera la 
persona demostró fe en Dios en su vida. 

1. Los padres de Tomás no quieren 
que su hijo tenga juguetes que dicen 
tener "poderes mágicos" o que parecen 
violentos. En cambio, los amigos de 
Tomás juegan con ellos. A Tomás no le 
parece que tengan nada de malo, pero 
elige obedecer. Así que no compra ningu- 
no de esos juguetes con su dinero aho- 
rrado. 

2. Hoy la clase de Sabrina se reali- 
zará en un zoológico. Se supone que será 
un día cálido y soleado, pero está fresco 
por la mañana. La mamá de Sabrina le 
sugiere que use un abrigo. Pero ella, no 
quiere hacerlo porque tendrá después 
que llevarlo en la mano. Su mamá insiste 
y finalmente, Sabrina acepta. 

3. Carla tiene miedo de dormir en 
la oscuridad. Cuando tiene miedo se 
levanta de su cama y va hacia la de sus 
Padres. Ellos le dijeron que no lo haga. Su 
papá ora con ella antes de ir a dormir. La 
ayuda a repetir su versículo favorito de la 
Biblia, donde dice que Dios está con ella. 
Su papá la deja en la habitación y le 
recuerda que se quede allí. Pocos minu- 



tos después, Carla quiere salir de su 
cama, pero en lugar de hacerlo, repite los 
versículos hasta quedarse dormida. 

4. Rubén está enfermo. Su mamá le 
dio un remedio que no le gusta. Rubén 
piensa que tiene un sabor horrible. Su 
mamá le explica que necesita tomar el 
medicamento para sanarse. Cuando es 
hora de otra dosis, traga su remedio sin 
discutir. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Qué cosa similar hicieron 
todos los niños en las situaciones ante- 
riores? (Obedecieron aun cuando no lo 
querían hacer o no entendían por qué 
tenían que hacerlo.) Cuando obedece- 
mos, estamos ejercitando nuestra fe. Si 
nunca aprendemos a obedecer a nues- 
tros padres aunque no siempre enten- 
damos la razón por la que nos piden 
que hagamos eso, se nos hará más difí- 
cil obedecer a Dios. 

Necesitamos elegir obedecer a 
nuestros padres. Y debemos elegir obe- 
decer a Dios, tener fe, aunque no vea- 
mos o entendamos lo que pasará. ¿Qué 
más pueden hacer para fortalecer su 
fe? ¿Qué les ayuda a fortalecer su fe? 

Vamos a leer Hebreos 11:1. Tener 
fe es tener la plena seguridad de reci- 



96 LECCIÓN ONCE 



bír lo que se espera; es estar convenci- 
dos de la realidad de las cosas que no 
vemos'. Cuando tenemos fe en Dios, 
mostramos que tenemos confianza en 
él y creemos que nos puede ayudar 
aun cuando las cosas no salgan como 
deseamos que sean. Al tener fe, agrada- 
mos a Dios y le demostramos nuestro 
amor. Lo estamos adorando. Eso nos 
recuerda nuestro mensaje de hoy. 
Vamos a repetirlo juntos nuevamente: 

f — \ ADORAMOS A DIOS CUANDO 
^^ — \/ TENEMOS FE EN ÉL. 

B. Exaltando a Jesús a través de 
nuestra testificación 

Diga a sus alumnos: Algunos israeli- 
tas tal vez tuvieron que convencer a 
sus amigos y familiares para que mira- 
ran la serpiente y sanarán. Tal vez les 
dijeron: -Haz lo que Dios y Moisés te 
dijeron. Yo lo hice y estoy bien. 
Obedece, por favor. Deseo que vivas. 

Esa fue la forma como testificaron 
acerca de lo que Dios hizo por ellos. 
Tomen una hoja de papel y escriban o 
dibujen algo maravilloso que Dios ha 



o 



hecho por ustedes. Ayude a sus alumnos 
a pensar en cosas sobre las que pueden 
escribir o dibujar. Los adultos pueden 
ayudar si es necesario. 

Para reflexionar 

Diga a sus alumnos: Doblen su hoja 
de papel de manera que nadie pueda 
ver lo que han escrito o dibujado. 
Quietamente y sólo mentalmente, 
pidan a Dios que les ayude a pensar en 
la persona que él quiere que sepa lo 
que han escrito o dibujado. Cuando 
venga un nombre a su mente, anótenlo 
en la hoja de papel. Coloquen ahora la 
hoja de papel dentro de su Biblia, en su 
bolsillo o aun dentro de su zapato. 
Levanten por favor la mano para pro- 
meter que le van a enseñar esa hoja de 
papel a esa persona esta semana. 
Recuerden, testificar es decir lo que 
Dios ha hecho por nosotros. Es una 
forma de levantar o exaltar a Jesús 
entre la gente que los rodea. Vamos a 
decir juntos una vez más nuestro men- 
saje de hoy: 

I — \ ADORAMOS A DIOS CUANDO 
V — y TENEMOS FE EN ÉL. 



Compartiendo la 
lección 

Serpientes de masa para modelar 

Diga a sus alumnos: Vamos a hacer 
una serpiente en un poste como lo 
hizo Moisés. Muestre a sus alumnos 
cómo atar juntos dos palitos para formar 
una cruz sencilla. Pídales luego que 
hagan una serpiente de arcilla y la enre- 
den en la cruz que hicieron. 

Para reflexionar 

Pregunte a sus alumnos y espere la 
respuesta: ¿Han visto alguna vez el 
símbolo de una serpiente en un poste 
o palo? ¿Tal vez en una ambulancia. 



hospital u otro lugar médico? ¿Se han 
preguntado por qué? Ahora ya saben 
de dónde viene ese símbolo. Lleven a 
casa su serpiente y dénsela o mués- 
trensela a alguien mientras le cuen- 
tan acerca de los israelitas y de la ser- 
piente en el poste. Pueden hablarle 
también acerca de su fe en Jesús. 
Vamos a decir juntos una vez más 
nuestro mensaje de hoy: 

f — \ ADORAMOS A DIOS CUANDO 
V — y TENEMOS FE EN ÉL. 

Clausura 

Pida a Dios que ayude a cada 
alumno en su Escuela Sabática a tener 
fe en que él los cuidará en todas las 
cosas y los ayudará a vivir como él 
desea que vivan. 



Necesita: 

• papel 

• lápices de 
colores 



Necesita: 

• palitos de 
madera 

• hilo o alambre 
forrado 

• masa para 
modelar 



LECCIÓN ONCE 97